Download E-books Al Faro (CONTEMPORANEA) PDF

Una de las obras más autobiográficas de Virginia Woolf.

Al faro es una de las obras cumbre de l. a. literatura del siglo XX. Basada en los angeles propia infancia de los angeles autora, los angeles novela cuenta l. a. historia de l. a. familia Ramsay en l. a. isla escocesa de Skye en el período de entreguerras. El rumor del mar, los angeles presencia insomne del faro, l. a. guerra, l. a. muerte, el erotismo o el transcurso del tiempo se entreveran en los angeles larga conversación de l. a. novela formando un oleaje de símbolos, palabras e imágenes.

Reseñas:
«Una de las inteligencias e imaginaciones más delicadas que ahora ensayan felices experimentos con l. a. novela inglesa.»
Jorge Luis Borges

Show description

Read or Download Al Faro (CONTEMPORANEA) PDF

Similar British Literature books

Acastos: Two Platonic Dialogues

Fresh, tight e-book. those sleek Platonic dialogues painting a fanatical younger Plato and a sensible outdated Socrates discussing the issues of the 20 th century. 131pp.

The Shorter Poems

Whereas The Faerie Queene counts as his masterpiece, it really is in his shorter poetry that Edmund Spenser (c. 1552-99) confirmed his perfect versatility and talent as eulogist, satirist, pastoral poet and prophet. The Shepheardes Calender marks a turning element in literary background, because the nameless writer with a bit of luck asserts his religion within the local power of the English language and stakes his declare to be the successor of Virgil and Chaucer.

Love and Freindship: And Other Youthful Writings (Penguin Classics)

Austen’s hilarious early tales and sketches—complete along with her delightfully quirky spelling habits—now accrued in a single quantity, including Lady Susan, the foundation for Whit Stillman's function film Love and Friendship starring Kate Beckinsale and Chloë SevignyJane Austen’s earliest writing dates from while she used to be simply eleven-years-old, and already indicates the hallmarks of her mature paintings.

Additional resources for Al Faro (CONTEMPORANEA)

Show sample text content

L iba siempre al meollo de las cosas. Le preocupaban los pescadores y sus salarios. No podía conciliar el sueño pensando en ellos. Cuando hablaba, uno no pensaba: Quiera Dios que no se me observe que me trae sin cuidado, porque no le traía sin cuidado. Luego, al reparar en que si quería que hablara period por lo mucho que le admiraba, se sintió como si alguien hubiese alabado a su marido y su matrimonio y se volvió radiante de felicidad, sin darse cuenta de que había sido ella misma quien lo había alabado. Lo miró pensando que todo aquello se reflejaría en su rostro y que tendría un aspecto magnífico… �Pero ni muchísimo menos! Tenía el gesto torcido, no hacía más que fruncir el ceño y estaba rojo de ira. �Por qué diablos? , se preguntó. �Qué ocurriría? Lo único que había pasado es que el pobre Augustus había pedido otro plato de sopa…, nada más. period inconcebible y execrable (y así se lo indicó él con un gesto desde el otro extremo de los angeles mesa) que Augustus pretendiera repetir sopa. Le indignaba que los angeles gente siguiese comiendo cuando él había terminado. Su mujer vio los angeles rabia acudir a sus ojos y a su entrecejo como una jauría de sabuesos, y supo que en cualquier momento algo violento haría explosión, y luego, �gracias a Dios! , now notó que echaba el freno y se contenía; todo su cuerpo pareció echar chispas, pero no palabras. Lo vio allí frunciendo el ceño. No había dicho nada y quería que ella se percatara. �Que se lo agradeciera! Pero, al fin y al cabo, �por qué no iba a poder pedir el pobre Augustus otro plato de sopa? Se había limitado a coger a Ellen del brazo y decirle: —Ellen, por desire, tenga los angeles bondad de servirme otro plato de sopa. Y el señor Ramsay se había puesto hecho una furia. Y todo �por qué? , se preguntó l. a. señora Ramsay. Que se sirviera otro plato si tanto le apetecía. Con aquel ceño fruncido su marido le estaba dando a entender que odiaba ver a l. a. gente refocilándose en l. a. comida y que detestaba tener que eternizarse así en los angeles mesa. Sin embargo, quería que se percatara de que se había controlado a pesar de lo mucho que le desagradaba aquel espectáculo. Pero �por qué demostrarlo de un modo tan evidente? , se preguntó los angeles señora Ramsay (ambos se miraron desde el otro lado de los angeles mesa, intercambiando aquellas preguntas y respuestas y sabiendo exactamente lo que sentía el otro). Todos se habían dado cuenta, pensó los angeles señora Ramsay. Rose, sin ir más lejos, tenía los ojos fijos en su padre, y Roger también, comprendió que estaban a punto de estallar en carcajadas, así que dijo (además, ya iba siendo hora): —Encended las velas. —Y los dos se levantaron de un salto y se pusieron a hurgar en el aparador. �Por qué nunca sabía ocultar sus sentimientos? , se preguntó l. a. señora Ramsay, y se preguntó también si Augustus Carmichael se habría dado cuenta. Tal vez sí, tal vez no. No pudo sino admirar los angeles compostura con que estaba allí sentado, tomándose l. a. sopa. Si quería sopa, l. a. pedía. Le daba igual si l. a. gente se burlaba o si se enfadaban con él. Sabía que no le period simpática, pero en parte por eso mismo lo respetaba, y, al verle tomarse l. a. sopa tan tranquilo en los angeles penumbra, con aquella actitud estatuaria y contemplativa, se preguntó lo que sentiría y por qué siempre parecía tan digno y satisfecho, y pensó en lo mucho que quería a Andrew y en cómo lo llamaba a su habitación y le �enseñaba cosas», tal como decía siempre el propio Andrew.

Rated 4.74 of 5 – based on 36 votes